sábado, 22 de noviembre de 2014

La Profecía Lemuriana del Monte Aconcagua

"Los ancestros y los antiguos juntos, por muchos años, transmitían la siguiente profecía: 

Un día, cuando el tiempo fuera apropiado, la montaña se abriría para hablar.

Me gustaría presentarles una Cápsula de Tiempo pleyadiana. Cosas que no podía decir la última vez que mi socio estuvo aquí, pues ahora es cuando la montaña está empezando a hablar.
La profecía es que cuando la tierra comenzara a equilibrarse a sí misma en que los Nodos y los Nulos del planeta comenzasen a realizar su trabajo... 
Hay entonces 12 cápsulas de tiempo en la Tierra y los Nodos y Nulos van juntos. Una rejilla hermosa, esotérica que cubriría la tierra, y que respondería a la acción humana y la recordaría... 
Los nodos y nulos son las partes en que esta Rejilla fue creada, y ahora comienzan a funcionar o a operar de una forma en que no lo hacían antes. Las Cápsulas de Tiempo se abren, se abrieron, entonces los Nodos y Nulos comenzarían a hablar.
...Muy en lo alto de la montaña no hay rejilla cristalina, y eso significa que es el lugar perfecto para colocar una energía en la Rejilla, una nueva energía, energía que creará nuevas invenciones para el planeta y nueva conciencia... justo aquí. No es un accidente que esté ocurriendo aquí. Entonces los Nodos son los lugares a través de los cuales los Pleyadianos están entregándoles a ustedes nuevas cosas. Sostengan, pues la montaña está hablando. De eso se trata la profecía, y si se quedan en silencio podrían incluso escuchar. Sabe que están aquí. Y no es un 'eso', es La Madre...

(Fragmento canalización en Monte Aconcagua 2013. Kahuna Kalei'iliahi y KRYON)


No hay comentarios.: