viernes, 14 de octubre de 2016

Adamus Saint-Germain "¿Cómo pones en libertad tu energía?"




(Fragmentos)

Este es un símbolo de ustedes. Es un símbolo – antiguo símbolo. Lo que significa es que esto (el punto) es la Fuente, de aquí es de donde vienen, pues este es su sí mismo alma. Este círculo exterior representa todo desde el Muro de Fuego hasta su conciencia expandida. Pero ese es un símbolo de ustedes. Muy, muy simple.,. Este (punto) es Todo Lo Que Yo Soy y este (círculo) es su expresión afuera en la realidad.

Ahora bien, esto es la conciencia. Voy a poner una “C” ahí (dentro del círculo) por las conciencias, y eso es lo que ustedes son. Son conciencia divina. Son un ser álmico. Nadie puede jamás llevarse esa alma. Su alma es conciencia. Conciencia es conocimiento...

Así que este eres tú. La conciencia usa energía. Recurre a la energía. Atrae energías hacia ella basada en sus deseos. (Adamus dibuja flechas apuntando hacia el círculo desde afuera de él). Podría ser para conocerte a ti mismo, expresarte a ti mismo, jugar contigo mismo, aprender por ti mismo, cualquier cosa. Pero a un nivel interno muy profundo, está recurriendo a la energía.
  
Básicamente la energía es potenciales, probabilidades que están ubicadas en un lugar latente, un lugar neutral. Están ubicadas por aquí en tierra neutral (Adamus dibuja afuera y arriba del círculo un cajón con una “N” por neutral) esperando a ser llamadas. La energía es movimiento y estimulación. La energía infunde vida a la conciencia. La conciencia, por lo tanto, recurre a ésta, la introduce y la usa. Bastante simple. 

Ahora bien, ahora tienen esta energía participando con la conciencia y quiere hacer algo con ello. Quiere crear. Hace eso manifestando. Así que vamos a poner un cajón aquí abajo – “M” por manifestación (Adamus dibuja afuera y abajo del círculo un cajón con una “M” por manifestación). Y pongo un cajón porque significa que es real. Es una especie de símbolo universal por manifestación.
Ustedes tienen, ahora, las energías bajando así a su manifestación como rayos de energía (Adamus dibuja líneas onduladas desde “conciencia” hasta “manifestación”). En esta área aquí (las líneas onduladas), desde la conciencia derivando energía a su manifestación – a la manifestación, introduciéndola a algún tipo de realidad – tienen un número de elementos distintos que entran en juego. Tiempo y espacio entran en juego.

A veces dicen: “Bueno, mi conciencia quiere esta cosa definida, pero ella no está logrando bajar allí. No se está manifestando. ¿Qué estoy haciendo mal?”. Bueno, no están haciendo nada mal, puesto que podrían estar manifestando en un nivel no físico (Adamus dibuja figuras afuera del cajón de la “M”). En otras palabras, ustedes lo llaman los otros reinos, podrían estar manifestando en otras dimensiones. Pero cada vez que invitan a la energía, se manifiesta en alguna parte.

Dicen: “Bueno ¿cómo es que no se está manifestando aquí mismo (cajón de la “M”), justo ahí abajo? ¿Cómo es que”, dicen “quiero ir al casino y ganar y no se manifiesta?”. Muchas cosas suceden en esta área justo aquí (entre “conciencia” y “manifestación”) – tiempo, espacio, otra gente. Otra gente – sus intenciones y sus energías – pueden de hecho retardar o bloquear esa manifestación.

Y luego también tienen elementos que son clave aquí. Quiero que presten particular atención a estas palabras (Adamus escribe afuera del círculo). Tienen Deseo o Pasión o - cómo decimos esto – su Intención, la acometividad… no es del todo la palabra adecuada, Cauldre.  Su… su Deseo - ¿cuánto deseo tienen de hacer esto? Intensidad. Palabra absolutamente brillante – Intensidad.

Estos son de hecho los mayores factores que entran en juego en este muy importante momento entre cuando introducen energía a lo que les gustaría crear hasta que logra manifestarse. Puede que se manifieste en un nivel diferente, dimensión diferente – está ahí afuera en alguna parte. Si desearon ganar en un casino, puede que haya sido en alguna otra parte, quizá no acá.

Deseo, pasión, la intensidad de lo que quieren entra en juego, y eso hará la mayor diferencia en su vida. Voy a agregar un elemento más para mi buen amigo aquí – Simplicidad.  La Simplicidad hace una gran diferencia.

¿Podrían aguantar sólo por  un momento para sentir en… tienen alguna clase de deseo del alma, algo que su alma quiere crear, y entonces su mente se mete ahí y lo hace complejo? Y la mente es la que duda. Su alma realmente nunca duda; la mente duda. Todo estorba en este dibujo terrible que estamos haciendo aquí, pero ustedes están entendiendo el punto y a mí me encanta dibujar.

Así que estos son puntos clave (señala las palabras) y aquí es donde sacan bajas calificaciones. Bueno, todos sacan bajas calificaciones, pero ustedes también sacan bajas calificaciones.

Se están escondiendo. Tienen miedo. Tienen miedo por dos razones. Una es que las experiencias pasadas les dicen que van a ser menospreciados cuando creen. Así que entran en una especie de modalidad de creación de bajo nivel. No quieren erguirse demasiado alto frente a una multitud. No quieren destacar entre otros humanos porque podrían ser menospreciados. Si son menospreciados, recuerden, solamente es energía. Nada más absórbanla, inhálenla – solamente es energía. La crítica – es una cosa maravillosa. Deberían tener crítica de desayuno (risas). Asimílenla; solamente es energía. Así que, aquí es donde están teniendo tiempos difíciles.

Entonces, ahora, digamos que sí logran una manifestación aquí abajo en la Tierra. Obviamente, están manifestando cosas. Están creando cosas, no del orden más elevado en que les gustaría que fueran, pero están consiguiendo algunas cosas aquí abajo. Ahora bien, esa manifestación, la que sea – la manifestación podría ser dinero en su bolsillo, una relación, podría ser su educación, podría ser cualquier cosa – no importa. Podría ser física o no física. Manifestación. Se ponen como frustrados porque en realidad no es lo que saben que podría ser.

Por cierto, sí tenemos que abordar la cuestión del creador renuente, el manifestador renuente, porque parte de ustedes tiene miedo de la crítica, parte de ustedes teme cuán verdaderamente, cuán claro y simple y fuertemente pueden manifestar. Tienen miedo de sus propios pensamientos. Por eso ahora mismo estamos re-orientando los pensamientos, regresando a los verdaderos sentimientos, porque…  Cauldre dio un ejemplo curioso y ni siquiera se dio cuenta de ello antes (refiriéndose a una historia que Geoff contó durante el segmento de introducción). Pues el otro día cruza bajo el puente y piensa: “Dios mío, ¿qué pasaría si alguna vez se cayera un tren?”, y sucedió al día siguiente. ¡Eso es bastante espeluznante! ¿Lo creó él? Fue una chispa que ciertamente se agregó a ello. Hubo otros elementos. De acuerdo, hubo otros elementos, pero ¿puedes a través de tus pensamientos descarrilar un tren? Absolutamente. Absolutamente.

De manera que hay ese tirón-atrás que ocurre arriba en este nivel (área de energía) – tirón-atrás que dice: “Mejor no, porque no confío en mí mismo. Podría hacer volar el mundo” – accidentalmente, por supuesto (risas), no a propósito – pero un pensamiento malo…”. Y ven todas estas películas y toman todas estas ideas locas. Estas películas estimulan algunos pensamientos muy raros. Entonces dicen: “Mejor no crear que haber creado un infierno” (pausa). Eso fue chistoso (algunas risas).

Así que ahora manifiestan por aquí (“manifestación”) generalmente sólo una fractura de lo que realmente les gustaría manifestar, pero manifiestan por aquí.

Ahora bien, aquí es donde chocamos con un problemita. Cualquier cosa que sea manifestada – denotando que la conciencia atrajo una energía, que la introdujo a una realidad – se tiene que mover. Tiene que seguir fluyendo. Su manifestación, su creación – un libro, sus hijos, no importa lo que sea – tiene que seguir fluyendo. El flujo es una parte natural de la energía que ustedes introdujeron aquí arriba (“conciencia”). ¿Ven cómo fluye la energía? Quiere seguir fluyendo aquí (desde “manifestación”).

Haciéndolo así, en un flujo irrestricto, se reorienta o remodela a sí misma. Su creación sigue creciendo y sigue ajustándose al punto en que… desearía tener más lugar para escribir aquí, así que iremos acá abajo (Adamus dibuja un círculo). Voy a representar su manifestación o creación como el círculo, una vez más, regresando al original. Regresando al original.

Con el flujo apropiado, sigue fluyendo. Se sigue expandiendo. La manifestación o creación original nunca, nunca se detiene. Se sigue expandiendo, y esa es la manera en que debería ser. Esa es la manera en que el Espíritu es. Esa es la manera en que ustedes son por naturaleza.

Pero no, ustedes la detienen justo aquí (señala con el dedo el cajón de “manifestación”), generalmente, porque están tratando de controlar, se ponen perezosos, no confían en que su manifestación tenga su propia expresión, y creen que son dueños de ella. Piensan: “Bueno, yo la creé, por lo tanto, soy su dueño”. No, no lo son. Oh, no, no lo son. La crearon y pueden estar orgullosos y contentos de eso, pero cada creación necesita ser liberada, necesita ser libre. Y cuando es libre, se alimenta de regreso a ustedes. Les regresa a ustedes. Cuando dejan ir libre su creación, cada cosa hermosa que ellas puedan aprender o hacer, cada expansión, cada expresión regresa a ustedes de todas formas. Es el regalo que sigue dando, una y otra vez.

¿Prueba de ello? El Espíritu en sí mismo, y ustedes. El Espíritu dijo: “Andy, ve adelante. No quiero controlarte. Te amo demasiado. No quiero decirte en lo que te tienes que convertir o en lo que no te puedes convertir, te amo demasiado. Así que, Andy, sigue adelante. Haz cualquier cosa que quieras. Siempre voy a estar ahí”.

El Espíritu no les dio el 20 por ciento de sí mismo. El Espíritu no les dio el 80 por ciento de sí mismo. El Espíritu les dio el 100 por ciento. Y no hubo ningunas condiciones, no hubo ningunas limitaciones, y no hubo póliza de devolución (pausa). Eso fue chistoso (algunas risas).

Entonces, lo que sucede aquí es que ustedes tienden a atorarse – control, miedo, heridas, flojera, no tomar responsabilidad, demasiado abrumo… y luego esta creación, esta manifestación, se enoja. Esa energía necesita seguir fluyendo, y va a fluir con o sin ustedes. Va a fluir.

Y hace cosas curiosas – la energía hace – cuando necesita fluir. No le importa cómo. La conciencia de ustedes, de alguna manera, es del mismo modo. Tiene que seguir expandiéndose. No le importa cómo. No conoce alto o bajo, sencillamente sabe. No conoce cielo o infierno, sencillamente es. Tiene que seguir fluyendo.

Y si deja de fluir y ustedes siguen limitándola, explotará. ¡Pau! (Adamus garabatea encima del dibujo). Creará un gran desastre. No le importa. 

 Se expresará a sí misma de esa manera – tú te expresarás a ti mismo de esa manera. Eso es drama, al parecer divertido – una o dos pero no millones de veces. Explotará. Y eso es lo que le sucede a tantos humanos, y esa es la razón por la cual ahora mismo estamos teniendo semejante cuestión con la enfermedad mental en este mundo.

Está atorada en la mente. Quiere salir. Las energías del intelecto humano quieren expandirse ahora mismo desesperadamente. Oh, han sido, sepa dios, unos cuantos millones de años desde que hemos tenido el mismo tipo de pensamiento fijo, y han sido unos cientos de miles de años desde que hemos tenido las estructuras Atlantes de la mente. Y, querido dios, la mente quiere – quiere expandirse. Realmente quiere. Aún cuando ustedes estén teniendo este conflicto, debajo de ese conflicto está este deseo de expandirse. 


Moviendo la Energía

(...) De manera que la pregunta de hoy se convierte en: ¿Qué haces para poner en libertad a esa energía? ¿Estudiar? No. ¿Correr alrededor de la cuadra unas cuantas veces? Ayudará un poquito. Hay un par de cosas que hacemos, y esto es tan simple. Van a decir: “Adamus, ¿por qué acabas de desperdiciar una hora y media de mi tiempo? Solamente dime al inicio lo que es esto”, pero hay otro trabajo prosiguiendo aquí.

...Hay unas cuantas cosas simples que pueden hacer, y voy a regresar a una fuente con la que he tenido algo de conflicto pero la usaré aquí, porque hay mucho bueno en ella. Voy a regresar a la Sagrada Escritura. Sagrada Escritura.

En el principio era la PALABRA. Todos ustedes saben eso, pero ¿saben lo que significa? El principio. Fue una mala traducción. Mala traducción. Y si realmente entran en lo que significa, EL PRINCIPIO ES LA RESPIRACIÓN. Aandrah sabe eso. El principio era la respiración. Tenía que ser. Cuando el Espíritu los sacó, tuvo que ser con la respiración. Incluso fue la primera respiración que el Espíritu jamás tuvo, de hecho. Hasta que el Espíritu les dio su total amor, no había respiración. Por eso Él/Ella Era El/La Que Era. Por eso no había la expresión. El Espíritu tuvo que expresarse, tuvo que abrirse y experimentar.

De manera que el Espíritu tomó una respiración… (Adamus toma una respiración profunda)… y por consiguiente, ustedes son. En el principio es la respiración. En el principio la respiración creó la palabra. Oh, las traducciones, no tan buenas… miles de años. Quizá yo escribiré una nueva Biblia (Adamus ríe entre dientes) con las traducciones apropiadas. Pero hay suficiente en mi plato ahora mismo.

Entonces tenemos la respiración y la palabra. ¿Qué es la palabra? Bueno, la palabra es  EXPRESIÓN. La palabra es expresión emprendiendo la marcha. Y ustedes saben de la respiración y hablamos de ella suficiente, y Aandrah está aquí posicionada para mantenerlos respirando. Pero ¿qué de la palabra? La palabra.

Entonces…  entonces, la palabra. La palabra.

La palabra está atrapada. Está atrapada. LA PALABRA ESTÁ ATRAPADA DENTRO DE USTEDES, y vamos a sacarla en unos cuanto minutos. Y lo que quiero decir con eso es – y hemos hablado de esto en unas cuantas de las Escuelas de Misterio y seguiremos hablando de ello, pero quiero hablar de ello ahora mismo – cuando los escucho, me enojo un poco. Cuando hablo con ustedes y digo: “¿Qué es lo que quieres? ¿Qué quieres permitir que suceda? ¿Qué estás eligiendo?”. Y oigo esta vocecita, esta diminuta vocecita. No estoy hablando de volumen, estoy hablando de intensidad y pasión y deseo. ¿Qué le sucedió? Y si no lo pueden expresar a través de su voz, ¿quién les va a creer? No su alma. Su alma no los oye (hablando muy intensamente). Y no estoy hablando de gritar. Estoy hablando de ser real y auténtico y dejarla salir.

Ustedes dicen palabras que vienen de su mente y no hay corazón en ello. Tienen carencias y deseos y no hay intensidad. Dicen: “Pero no sé cómo crear”. No, porque se tienen que abrir y ello empieza en la voz. Oh, no es que su voz sea mágica. Pero si no lo pueden hacer ahí, si no lo pueden expresar desde este sitio muy simple, rudimentario, ¿cómo los va a oír el Espíritu?  ¿Cómo los van a oír sus aspectos? ¿Cómo los va a oír su alma? Su alma no puede oírlos.

Dicen las palabras humanas suavemente y su alma no puede oírlos. Ella quiere oírlos, quiere conocerlos, pero ustedes se están escondiendo. Se están escondiendo.

¿Cómo pueden las otras personas oírlos? Quiero decir, oyen a través de sus oídos, pero cuando es de aquí arriba en palabritas, no los oyen. No les creen. ¿Se preguntan por qué nadie les responde? ¿Se preguntan por qué no pueden ganar amigos e influenciar a la gente? (Risas). Ellos no los oyen y ustedes no se oyen. Y están mintiendo si me dicen así: “Oh, Adamus, sí voy a llamar a las profundidades de mí mismo”. Quizá griten, gimoteen, pero en realidad no lo están poniendo sobre el tapete.

Y si no pueden hablar con una voz humana y meter su pasión en ella, pues esa energía es suprimida. Toda esa energía y potencial está sencillamente atascado y atrapado en estos sitios diferentes, y explota tarde o temprano. ¿Y qué sucede cuando explota? Bueno, ustedes gritan. Dan alaridos. Son reales y expresivos, pero por lo general es muy tarde. Por lo general ya han hecho mucho daño para entonces. Ah, siempre pueden corregirlo, pero es un desperdicio de tiempo.

Quiero empezar a oírlos, no solamente palabrería, no solamente hablar, hablar, hablar. Quiero oírlos, incluso si es un susurro, para que yo sepa que es así real (hablando muy apasionadamente) – “¡Desde todo mi ser Yo Soy El Que Yo Soy!”. ¿Existe alguna duda sobre ello? Hoy abrí con “desde todo mi ser Yo Soy El Que Yo Soy” y me regocijo en ello y lo celebro y no me contengo.

Cuando algunos de ustedes – ni siquiera los quiero utilizando las palabras a menos que las puedan decir en serio – cuando dicen las palabras más sagradas dicen: “Yo Soy El Que Yo Soy” (Adamus lo dice insípidamente). ¿De veras? No lo creo. Mentalmente estás tratando de convencerte a ti mismo - “Yo Soy El Que Yo Soy”.

No. ¡Yo Soy El Que Yo Soy! Eso es pasión. Eso es deseo. Eso es intensidad, y eso mueve montañas. Eso atrae acá adentro tanta energía desde lo neutral, que irradia, no nada más tintinea, sino que irradia brillantez de la energía hacia sus manifestaciones, y entonces ellas rugen. Se mueven, y son reales. Sí, ustedes pueden quitar un tren de sus vías. No lo van a hacer, la mayoría de ustedes no lo va a hacer (risas). No van a hacer ningún daño a largo plazo, eso es seguro.

Entonces – la respiración, ustedes han logrado estar respirando – pero la voz. La voz.

Ya sé que muchos de ustedes dicen: “Pero no tengo muy buena voz”. No estoy hablando de calidad tonal. Estoy hablando de abrirse. Expresión. Dejarla salir. Todo está ubicado ahí dentro. Dejarla salir. También es simbólico de abrir su espíritu, su alma, su conciencia, sus portales, su todo. Déjenla salir. Déjenla salir.

¿No es una coincidencia asombrosa que en nuestra reciente Escuela de Misterio tuvimos a esos que entienden la voz del Espíritu? Justo dio la casualidad de que Anders y Cacina estaban ahí. No fue un accidente. ¿No es interesante y extraño que justo de la casualidad de que hoy tengamos con nosotros a un célebre, dotado cantante en el día en que estoy hablando de usar la voz del Espíritu para poner sobre la mesa toda esa energía atascada que está por ahí adentro, para abrirla y dejarla fluir? ¿No es sencillamente asombroso que diera la casualidad de que Hannibal esté aquí?

¿No es asombroso que Hannibal esté tan emocionado de pasar al frente del grupo y ponerlos a gritar y llevarlos a abrirse? Y si alguien sabe cómo hacerlo, es Hannibal. Así que por favor denle la bienvenida a mí querido amigo, Hannibal Means, que los va a llevar a abrirse. No necesariamente entonar – abrir.  Abrir.  Apertura animal ahora mismo. Aprenderán a entonar más tarde, meramente apertura animal.

Sígueme. Vamos a ir a la parte del frente. Por favor (el público aplaude mientras Hannibal sigue a Adamus hacia la parte del frente del salón).

Ahora, voy a desafiar a todos y a cada uno de ustedes a abrirla. Déjenla salir. No se preocupen, no hay nadie más escuchando aparte de otras 20,000 personas en línea (risas). Y para ustedes en casa, ábranse. Griten. De hecho ustedes la tienen fácil aquí mismo, porque estamos todos juntos. Ellos están en casa y su marido está abajo en el otro cuarto (risas) y va a oír el sonido de un aullido, gritando liberación en el nivel más primordial. Y se van a preguntar que está sucediendo, pero eso está bien. Entonces… ¿micrófono?

HANNIBAL: Okey, entonces vamos a hacer esto todos juntos sentados derechos, tomando una respiración profunda, pies planos en el piso. Comienza desde abajo en su barriga. Respiración profunda (Hannibal empieza a gritar tonos). ¡Abran la boca! (Hannibal y el público continúan gritando por cerca de 45 segundos). ¡Guau!

ADAMUS: No pude oír nada (risas). Una vez más. Una vez más.

HANNIBAL: ¡Una vez más!

ADAMUS: Muy profundo esta vez. Todo el camino, gritando desde sus pies.

HANNIBAL: Mejor se paran para esto (la audiencia se para). Respiración profunda, profunda.
Respiración profunda, profunda.  Más profunda.  Y….

(Hannibal y la audiencia gritan y pegan alaridos nuevamente, más fuerte esta vez, por cerca de 65 segundos).

ADAMUS: Excelente. Excelente (aplauso de la audiencia).

LINDA: Gracias Hannibal.

ADAMUS: Ahora – ahora hay energía moviéndose. Hay energía moviéndose. Este es otro punto importante, la energía se está moviendo – no la supriman. No la supriman. Déjenla que siga… está haciendo eco. Está reverberando. Ha sido liberada, y no estoy hablando nada más de la energía del sonido. El sonido obviamente puede hacer cosas maravillosas, pero ustedes en el fondo bajaron hacia algunas cosas que estaban atoradas – en el fondo – y las dejaron empezar a salir a la luz.


Ahora bien, por favor, dejen que continúe fluyendo. No la controlen. No la limiten. No corran de ella. Podría poner sobre el tapete algunas cuestiones que en el fondo estaban realmente enterradas en el interior, pero no la supriman ahora. Dejen que esa energía continúe moviéndose y fluyendo.

Podría significar que es posible que mañana tengan un dolor de espalda, porque esa energía, a medida que fluye hacia arriba, a medida que se dispara por su espina, cosa vieja que estuviera escondida ahí – querido maestro, cosa vieja que estuviera escondida ahí – va a golpear algunos de los puntos débiles o puntos más sensitivos. Podría significar golpear su espalda. Podría significar dispararse de manera que mañana tengan un poquito de problema nasal, una pequeña cuestión de senos nasales. Está okey. Está okey. Pues es energía en movimiento.

Ustedes no quieren mantenerla atascada aquí. No quieren suprimirla. Ella se largará, y cuando la energía es finalmente liberada, aclarada, tiene un ciclo de vida en ella que continúa su expansión o expresión hasta un nivel, y luego en algún punto vuelve a retornar a energía pura.

Pero ahora es diferente. Esta energía que ha estado atascada acá y ahora está fluyendo no necesariamente regresa allá arriba al campo neutral – y esto es un poquito difícil de explicar – se queda aquí (hace ademanes hacia el área de conciencia y manifestación del dibujo). Se queda  con ustedes. Vuelve a retornar a neutral, pero se queda con ustedes. 

Y entonces ella llama, justo como ustedes han llamado, llama a la gran “N” – Nueva Energía.

La Nueva Energía está aquí, pero no los oye. Está disponible, pero no sabe que ustedes la quieren. Cuando te escondes, cuando escondes tus creaciones, cuando escondes tu espíritu, ¿por qué querría la Nueva Energía entrar? Pues si la dejan libre, la dejan fluir – y lo pueden hacer a través de la respiración, a través de la voz, y una cosa más que se está haciendo muy tarde para discutir; tendremos que hacerlo la próxima sesión…


Y hoy es noche de canto. Déjenlo suelto, Déjenlo salir, y no nada más la escala musical. No nada más su canto mecánico. Digo en serio déjenlo salir. Déjenlo desgarrarse, porque su espíritu quiere oírlos, y no puede. De veras. De veras, de veras, de veras no puede. Puedes esconderte de Dios, puedes camuflarte de cualquier cosa. No sé de dónde vino alguna vez que Dios sabe todo, ve todo. Creo que fue las monjas usando eso para darles un susto del demonio. Pero no es cierto. Puedes esconderte de cualquier cosa y eres particularmente bueno escondiéndote de ti mismo.  

Muchos Shaumbra – y Tobías habló de esto – muchos Shaumbra se estarán marchando, yéndose a alguna otra parte, y bendiciones para ellos. No se trata de bueno o malo, sino que ellos sabían la intensidad de en lo que nos vamos a meter. Sabían que no hay más esconderse. Ya no pueden esconderse aquí.  

Ya no hay esconderse. Han estado haciendo eso por suficiente tiempo, y llaman a aquellos de nosotros en los otros reinos., con todas sus listas de necesidades y deseos y carencias, ¿y se preguntan por qué no está funcionando? Bueno, porque te estás escondiendo de ti mismo, y por lo tanto te estás escondiendo de tu espíritu. Te estás escondiendo de la Nueva Energía, de todo. Saquemos eso ahora a través de la respiración.

La respiración prueba que están vivos, prueba que quieren vivir. La respiración empieza la energía. La voz – no solamente la voz física, sino la energía de su voz – es la expresión de su espíritu. Y cuando abren su voz, su espíritu puede oírlos. Finalmente vas a oírte a ti mismo. Has estado caminando en una niebla. Ni siquiera te oyes a ti mismo.

Ustedes dicen palabras, pero viene de la mente. Son estructuradas. Casi no hay energía en los lenguajes. Por eso ahora sí tengo a Cauldre – no le hablaré en palabras. Están faltas de significado.  Son pamplinas. Ustedes sacan toda clase de objetos y los dicen en palabras y no significan casi nada. Y ahora voy a desafiarlos a hacer eso también. Va a ser frustrante, pero puede ser divertido.  Y sé que no van a hacer la tarea en casa, así que tengo que regresar y hablar de ello el próximo mes. Pero por lo menos una vez en este próximo mes – háblenme sin palabras. Y va a ser un desafío – o no. O no.

En realidad es muy, muy simple. De hecho, en  su núcleo o sus raíces o atrás en el principio, no usábamos palabras. Háblenme. Cuéntenme una historia sobre ustedes. Sería una historia inventada, porque no hay composición, no puede ser una historia real. Este próximo mes cuéntenme una historia sin usar palabra.


Y ustedes dicen: “Bueno, ¿cómo no uso palabras?”.  Ahhh, ah, ah, ah, saltamontes (risas), eso es para que ustedes lo descubran. Y luego me voy a comunicar de regreso con ustedes sin palabras. Y de hecho, probablemente tengan momentos más fáciles captando aquellas. Es un conocimiento que sencillamente reciben, cuando  me comunico de regreso con ustedes. La parte difícil es: ¿pueden ustedes estar sin esas palabras – las palabras del leguaje? En otras palabras, tienen que usar la verdadera voz del Espíritu, que es sin lenguaje. Sin lenguaje.

Vamos a trabajar en sacarlo a relucir pues. Vamos a trabajar en la manifestación consciente, manifestación deliberada. No esta cosa brumosa, nebulosa, turbia que ustedes han estado haciendo. Eso ha sido solamente una respuesta. Ahora vamos a estar – tengo un minuto y medio – ahora vamos a estar haciendo manifestación consciente deliberada.

Escuchen su propia voz. Escuchen su voz mientras hablan con otra gente. Y no estoy tratando de abochornarlos diciéndoles que escuchen su voz, sino que ustedes van a darse cuenta de cuán débil ha sido. No ha habido autoridad en ella. No ha habido confianza en ella. Es superficial.

Escuchen cómo le hablan a sus hijos y a su cónyuge y particularmente a la gente con la que trabajan. Presten mucha atención a su voz. No al volumen sino a la intensidad. No exigente, sino una voz de esta simplicidad y una voz del deseo. Van a comenzar a darse cuenta de cuánto se han estado escondiendo.

Así con eso, queridos, queridos Shaumbra, es hora de que yo regrese a Oslo donde tengo una reunión-desayuno surgiendo muy pronto. Un desayuno para gato no es muy bueno (risas) pero haré cualquier cosa solamente para mantener la energía moviéndose.

Y no olviden: confía en ti mismo, porque todo está bien en toda tu creación.


Yo Soy El Que Yo Soy Adamus de Dominio Soberano. 


Adamus Saint-Germain a través de Geoffrey Hoppe.
La Serie de los Maestros, Shaud 4
Para ver el mensaje completo: http://www.crimsoncircle.com/Library
Copyright: CrimsonCircle.com 

"Maestro Detonador":





Ver también "IMPORTANCIA DEL SONIDO, LUZ Y FORMA" (Matías De Stefano)



"LA VOZ DEL MAESTRO: Permitiendo tu verdadera expresión" (Cloud Class a la venta en inglés)
https://store.crimsoncircle.com/the-master-s-voice.html




Hannibal Means on Americas Got Talent 2010




LEE HARRIS. "EL SONIDO DE TU ALMA: El poder de mover montañas" (Material a la venta en inglés)
http://www.leeharrisenergy.com/store/your-soul-sound


No hay comentarios.: