domingo, 10 de septiembre de 2017

La Tierra 2017 ¿Y ahora qué? (Steve Rother)


Seminario dado a través de 
(Copyright Steve Rother)

Recientemente 'El Grupo' dio un serio mensaje sobre el futuro de la Humanidad y nuestra Tierra. Este evento de dos días exploró y explicó en detalle lo que está directamente por delante de nosotros y con qué medidas cada uno de nosotros puede comenzar a trabajar.
El Grupo quiere ampliar su canalización original y explicar lo que está culminando juntos, y dónde estamos mejor enfocados.
En su mensaje, nos dijeron que debemos comenzar a "limpiar lo que está en nuestros propios corazones" porque eso también ayudará profundamente a la Tierra. 
Este evento de dos días incluye una visión general de adónde se dirige la Tierra, así como la guía práctica personal para comenzar a hacer esa "limpieza".
Quieren que recordemos que el conocimiento es poder. Que cada uno de nosotros eligió estar aquí en esta coyuntura exacta de tiempo y espacio, caminar por la línea del frente, brillar nuestra luz, elevar la vibración colectiva y despertar del sueño.
Los próximos cuatro años son muy importantes y la Tierra necesita nuestros corazones y nuestra ayuda.
Es hora de profundizar el amor dentro de nosotros y hacer lo que vinimos aquí a hacer.

¿Estás listo?

Gracias a Susana Peralta por resumir, comentar y publicar este material con autorización de Steve Rother (https://www.facebook.com/susana.peralta.756)

ACLARACIÓN: Este breve resumen en español se hizo para quienes no entienden el inglés, y no contiene todo el material del seminario (El seminario duró 2 días). Quienes entiendan el idioma pueden comprar el seminario entero por US$ 99 en https://www.paths2empowerment.com/store/ 
Deben completar los datos de shipping aunque no se enviará. Deben abrir una cuenta con un usuario y contraseña, y desde allí podrán ver el seminario las veces que quieran hasta el 30 de octubre.


Resumen Día 1:

El Científico del Corazón, del grupo canalizado por Steve Rother, se presentó para aclarar aquello de lo que estamos hablando todos después de la canalización de mayo de los Faros de Luz, las Predicciones de Junio y las canalizaciones y comentarios de otros canales como Tom Kenyon, Jim Self y Geoffrey Hoppe.

Este primer día nos mostró el camino de la Tierra como un ser hermoso, sensible, que no está sola sino rodeada de hermanas que la acompañan en estos tiempos tan especiales en los que el planeta está cambiando de dimensión. Ahora están ocurriendo cosas que nunca habían sucedido en la política, en el clima, en los acontecimientos que nos rodean y, súbitamente, lo anormal se está volviendo normal. La Tierra y nosotros estamos completamente conectados. Muchos somos expertos en desarrollar planetas, en sembrar semillas para que un planeta pueda formarse y albergar vida. Pertenecemos a la Familia del E y por ese motivo están naciendo en el planeta muchísimos niños de esta familia que vienen a ayudar en esta transición.
Para que comprendamos mejor, los planetas se consideran aquí femeninos, teniendo en cuenta que hay millones y millones que albergan distintas formas de vida en el Universo. Y dicho sea de paso, el Big Bang fue simplemente el pasaje de una dimensión a otra. No generó nada nuevo.

LAS TRES HERMANAS
La Tierra es una de las Tres Hermanas, ya que ella, Venus y Marte tuvieron una conformación semejante y evolucionaron juntas, enviándose partículas para ayudarse mutuamente, comunicándose internamente, ya que al principio estaban separadas por distancias infinitamente mayores que se fueron reduciendo enormemente cuando el Sol comenzó a atraerlas, al igual que a Mercurio, que a diferencia de ellas, es una bola de hierro. Desde el espacio exterior llegaron dos gigantes que se dirigían hacia el Sol. Júpiter iba directamente a una colisión con el Sol que evitó su hermana Saturno al equilibrar su energía. Al pasar por la Nube Oort, Júpiter atrajo esquirlas de hielo y al acercarse a las Tres Hermanas, estas recibieron como regalo estos carámbanos de luz. Así apareció el agua en la superficie, ya que las Tres Hermanas solo tenían líquido alrededor del núcleo. Una vez evitada la colisión, los dos gigantes retrocedieron hasta ocupar sus órbitas actuales, mucho más lejos. Como muestra de la colaboración entre las hermanas, digamos que el dióxido de carbono es indispensable para generar vida en los planetas. Venus tiene de sobra, de modo que con la ayuda de las tormentas magnéticas solares, se distribuyó y la Tierra tiene atmósfera. La actual disposición de los planetas en el sistema solar les permite trabajar en conjunto y atraer toda esta energía para sustentar el hermoso juego de la vida. Por supuesto, nosotros estábamos ya ahí, pero no en estas burbujas de biología sino como espíritus.

EL MAGNETISMO
El núcleo duro del planeta está rodeado de líquido y rota a distinta velocidad que la parte externa, creando así un campo magnético. La magnetosfera que la rodea la protege en gran medida de los vientos solares, los rayos cósmicos, los cometas, los meteoritos, etc. Actualmente, los polos magnéticos del planeta están invertidos. El polo magnético sur está en el Polo Norte y el norte magnético está en el Polo Sur, aunque no se enseñe esto en la escuela. La brújula apunta al Polo Norte como el norte magnético, pero como los opuestos se atraen y los iguales se rechazan, en realidad, la aguja que señala el norte está marcando el polo sur magnético. Esta inversión tuvo lugar durante esta última fase de la vida que consideramos como la fase de la humanidad en la Tierra. Esto se debe a que ante una gran presión, un imán o magneto tiende a perder su magnetismo porque las moléculas ya no están totalmente alineadas y el norte termina por ser el sur y viceversa. Esto le sucede a la Tierra y también a los humanos porque somos parte de ella. Con el estrés, también nosotros perdemos algo de nuestro magnetismo y nuestra magia no parece funcionar de la misma manera.
El campo magnético de la Tierra tiene la forma de un torus que no es perfectamente simétrico, por eso tenemos que volver a alinear constantemente las cosas y mucha de nuestra propia energía y gran parte de las directivas de cómo medir las cosas, porque el magnetismo de la Tierra se desplaza. Lo ha hecho durante siglos y está documentado. En estos momentos, el Polo Norte magnético que estaba en la Antártida, está en el Océano Índico, subiendo muy lentamente. El Polo Sur magnético también se está desplazando hacia allí. Este toroide de la Tierra, esta magnetosfera protectora, trabaja con gran fluidez, pero está bajo un estrés constante porque el Sol está siempre en movimiento y sus eyecciones de masa coronaria, sus vientos solares, toda la energía que emana, penetra y golpea la magnetosfera, que está siendo también tironeada por el desplazamiento de ambos polos magnéticos hacia un mismo lugar.
El magnetismo será crítico durante los próximos 50 años. La Tierra cambia de polaridad cada 500.000 años, tal como se puede ver en la roca sedimentaria. Hace 780.000 que no hay una inversión de los polos, es decir que lleva un atraso de 280.000 años. Nosotros mismos extendimos el plazo para tener esta hermosa experiencia de evolucionar nuestra complejidad y al parecer hemos hecho un trabajo excepcional. Basta con mirar a nuestros hijos, quienes evolucionaron más que nosotros. Nosotros lo hicimos más rápido que nuestros padres y abuelos, y no solo en los atributos físicos sino en nuestra comprensión, en nuestra conexión mutua, en la elevación de la consciencia colectiva. Si bien hay grandes tensiones y guerra en casi todo el mundo, son las tensiones que tienen lugar durante un cambio masivo como este.
No hay evidencia de que la reversión de los polos sea cataclísmica en sí, la Tierra no se va a dar vuelta (por empezar, en el Cosmos no existe el arriba y abajo). Se sobrevive incluso en cuerpo físico. Los que probablemente no sobrevivan serán los equipos electrónicos. Muchos se freirán. El cambio de polaridad nos dará una nueva energía con qué trabajar. Este proceso puede durar un día, unos pocos días, un mes, o quedarse estancado, como le ocurrió a Marte. A veces se pueden ver ambos polos magnéticos juntos y es entonces cuando todo el magnetismo queda de un lado y el otro queda desprotegido ante la radiación solar, los cometas, asteroides y todo lo que flota en el espacio.

LA RESONANCIA SCHUMANN
(Schumann predijo matemáticamente su existencia en 1952, pero quien lo vio por primera vez fue Nikola Tesla y en eso basó su esquema para la transmisión de energía y comunicaciones inalámbricas.)




La resonancia Schumann es un conjunto de picos en la banda del espectro radioeléctrico de la Tierra, un rayo de radio dirigido hacia la ionosfera, la que básicamente está creando nuestra atmósfera. Los patrones climáticos y la redistribución del agua están relacionados con esto. Antes era tan previsible (resonancia promedio 7.83 Hz) que se utilizaba un almanaque del granjero para predecir los patrones del clima con un 80% de aciertos. Pero ya no. El punto cero magnético está en los 13.13 Hz.

Al 25 de abril de 2017, la Tierra perdió ya un 20% de su campo magnético. Le había tomado 100 años perder 10%. Como verán, todo se acelera cada vez más. Típicamente, cuando el planeta tiene un sur magnético y un norte magnético y eso cambia rápidamente, lo hace separándose primero y alcanzando ese punto cero y luego yendo al otro lado. Pero ahora en lugar de que un polo magnético suba y el otro baje, o los dos vayan en distintos sentidos, ambos están yendo al mismo sitio para encontrarse en la Fosa de Java, debajo de Indonesia. El suelo oceánico se ha estado elevando ahí, ocasionando gran parte del anegamiento de la Bahía de Bengala. Ahí es donde se van a cruzar. Eso significa que al estar en la misma zona al mismo tiempo les tomará más tiempo pasar a través del otro y reformarse en el otro lado, Tal vez sea cuestión de días, tal vez tome un mes. Y el magnetismo se concentrará en una parte, atrayendo toda clase de cosas, incluso agua magnetizada. Y la otra perderá casi totalmente su magnetismo hasta que los polos tomen su lugar definitivo, teniendo en cuenta que siempre cabe que ocurra como en Marte, donde el magnetismo no volvió al punto cero y la magnetósfera fue barrida por los vientos solares.

EL CALENTAMIENTO GLOBAL
El calentamiento global va a continuar durante un tiempo y es el menor de los problemas que vamos a enfrentar. La Era del Hielo que vendrá después va a cambiarlo todo. El planeta pasó por una Era de Hielo hace 200 millones de años y estamos en una “pausa” de ese ciclo. Originalmente, iba a ser una mini Era del Hielo y al revertirse los polos hubiésemos pasado por ella sin mayores consecuencias. Pero la Tierra dejó atrás el punto de no retorno y no está segura de poder seguir sustentando forma alguna de vida durante esta transición debido a lo que le está ocurriendo y a lo que le hicimos nosotros.



Los casquetes polares se están derritiendo y ahora tenemos dos clases distintas de hielo, el que está arraigado a las masas de tierra y el que flota en los océanos, que no es más que capas de hielo que se están desparramando sobre los mares, lo que hace creer a esos científicos que no creen en el cambio climático que en lugar de perder hielo, cada vez tenemos más.
En el Mar de Weddell, en la Antártida, en Larsen C se podía pasar de una zancada de la plataforma de hielo al continente. Actualmente, se abrió una brecha de 1700 pies de profundidad con una separación de una milla de ancho. Lo que se vuelca en los mares es agua dulce, no agua salada y aún si no aumentase el nivel del mar, tanta agua dulce cambiará los patrones climáticos y muchos otros aspectos de la vida en la Tierra.
E
n el hemisferio norte también se aceleró la pérdida de hielo que antes cubría de Groenlandia a Siberia. Allí se acumulaba el agua dulce del planeta. Ahora las temperaturas allí son más altas que en Canadá y parte de los Estados Unidos y en los próximos 50 años, el nivel del mar subirá entre 18 y 43 metros.
Los humanos tenemos un amplio rango de vibraciones diferentes e incluso nos resulta muy difícil concentrarnos en una cosa. La Tierra terminó tomando gran parte de esa energía, las diferencias y la discordia, armonizándolas lo mejor que pudo, pero con el crecimiento industrial y las nuevas tecnologías, no le prestamos atención a la forma en que estábamos afectándola. Si arrojábamos algo a los mares, suponíamos que la Tierra se encargaría de ello. Y creímos que sería así siempre. Pero ahora ella casi no puede respirar. Los océanos están cubiertos de plástico y si bien hay nuevos métodos para disponer de él, cuando se degrada en el agua salada deja fibras tóxicas para la fauna marina, y la Tierra no puede ocuparse de reducir la polución y a la vez soportar el influjo de los constantes vientos solares. 

Los próximos cuatro años serán cruciales. No solo tendremos que limpiar la Tierra con nuestras acciones, tendremos que limpiar su energía mediante una oleada colectiva proveniente de nuestro corazón. Con esto no revertiremos el proceso en que entró, pero nos dará unos 30 a 50 años más. Nuestra falta de cuidado y respeto por la Tierra y el olvido de las enseñanzas aborígenes, adelantó un milenio el cambio que va a producirse. Se verá mucho movimiento en el suelo marino, grandes terremotos debido a esta energía, al proceso que está ocurriendo al sur de Indonesia.
El grupo nos muestra esto para que actuemos y recordemos que somos creadores revestidos de una burbuja de biología, detrás del Velo del Olvido. Hay mucho que hacer. Es hora de despertar del sueño, asumir nuestro poder y saber que no estamos solos. En un breve lapso descubriremos que podemos contribuir con nuevas ideas y ayudar a los que hagan su transición. El grupo ha dado varios seminarios sobre Equipos de Transición.
Hasta ahora, solo podíamos ascender tanto como el humano de más baja vibración en el planeta. Eso está cambiando y cada uno deberá elegir si avanza hacia una nueva realidad o se queda atrás. Por favor, no juzguemos a los que decidan no acompañarnos.
Muchos desempeñaremos un papel en nuestra área local o mundialmente. Estos son tiempos para ideas, estos son tiempos de esperanza. Habrá nuevas tecnologías y avances para contrarrestar la polución. Muchas tecnologías han sido sugeridas por nuestros ancestros estelares. El Universo nos acompaña. Todos quieren ver que nos desplacemos fluidamente hacia nuevas direcciones del tiempo y el espacio.
La Tierra está evolucionando, se está graduando y nos invitó para que estuviésemos aquí. Hemos aceptado su invitación. Y el grupo nos trae la luz del Hogar para mostrarnos las próximas conexiones con ellos, con la Tierra y con este hermoso juego en el que estamos participando. Fuimos elegidos cuidadosamente para esta tarea. Ninguno de nosotros está aquí por accidente ni para ocupar espacio, estamos aquí por una razón, y si no encontramos antes esa pasión que trajimos desde el Hogar, la encontraremos ahora. La energía femenina que está llegando hará que esta transición sea mucho más fácil. 

No consideremos que estas son malas noticias, consideremos esto como una graduación.
El segundo y último día, veremos lo que hicimos los humanos y cómo podemos cambiarlo. Es casi como si pudiéramos salirnos del paso antes de que se ponga feo. Lo que tenemos que re-cordar es que vinimos con un propósito. No hemos terminado lo que vinimos a hacer, recién estamos comenzando.



SEMINARIO SOBRE LA TIERRA 2017
Resumen Día 2:

Steve comenta que este seminario solo duró dos días porque el grupo solo nos está dando lo que podemos procesar en este momento.
Esta canalización fue del grupo como colectivo porque la información es sumamente importante y están utilizando toda la capacidad de Steve para hacernos llegar el mensaje.

Nos aseguran que no hemos fallado. Hemos ganado el juego y pasado varios marcadores ya. Entramos en una conciencia más elevada y en momentos críticos del juego. Hemos reescrito las reglas, hemos dado un paso al frente y creado cosas de la nada. También hemos unido nuestros corazones de las formas más hermosas que nos podamos imaginar. 

Tampoco la Tierra fracasó. Y el grupo espera ayudarnos a comprender parte de nuestra historia en la Tierra, así como antes nos habló de las Tres Hermanas y de la forma en que combinaron su energía para crear magia y oportunidades.
A nosotros nos parece que muchas cosas son aleatorias porque no podemos ver el panorama mayor, lo vemos como caos, pero tiene un orden. Por eso nos amplían la visión para que podamos elegir exactamente los próximos pasos en nuestra vida. La Tierra nos brindó un lugar para que pudiésemos evolucionar este juego, pero el juego no comenzó aquí y los humanos hemos hecho este cambio antes. Hemos pasado por distintas etapas de ascensión. Llevamos en la Tierra más de nueve millones de años y en una época vivimos cautivos en un Edén, obedientes y recibiendo cuanto necesitábamos, hasta que nos liberamos y se decidió que todo lo que hiciésemos de ahí en más, sería por libre elección. 
En general, no hay registro escrito de las civilizaciones perdidas, excepto en nuestros corazones, ya que dejaron una impronta indeleble en el tejido del tiempo. Cuando un grupo colectivo de personas se reúne, completa un gran número de contratos y culmina su propósito, sigue adelante. Si lo hacen de manera típica, ellas se separan, se desplazan y conectan con otras y forman nuevas civilizaciones. Pero hubo civilizaciones donde una enorme cantidad de personas ascendieron. Y no hay nada de bueno ni de malo en quedarse por elección o ascender. Ha sucedido incluso en la actualidad, cuando una señora mayor prefirió quedarse en su casa cuando se construyó una represa en California antes que ser reubicada.
Estamos ingresando en la ascensión consciente y se nos pide que armonicemos nuestra vibración esencial y atraigamos los niveles más elevados que podamos a nuestro corazón. Porque ahora cada día cuenta de una manera totalmente nueva, especialmente durante los próximos cuatro años, ya que según los parámetros actuales, dentro de 50 años la Tierra no estará en condiciones de sostener muchas de las formas de vida que existen actualmente. 

Quienes quieran quedarse tendrán una gran incidencia en el resultado y arraigarán mucha de la energía antes de volver al Hogar para transmitir su relato de cómo ocurrió. Otros buscarán lugares donde consideren que estarán a salvo, aquí en esta misma dimensión. Cada espíritu está tomando una decisión. A veces, tiene miedo de quedarse atrapado en el planeta y tiene diseñadas varias oportunidades para volver al Hogar si experimenta dificultades.
El grupo nos habló de varias civilizaciones que trabajaron en armonía con la Tierra y alcanzaron un nivel donde pudieron ascender. La recorrida por las civilizaciones perdidas tuvo por objeto que recordemos que estuvimos aquí antes y ascendimos. Nos piden que recuperemos nuestros recuerdos de aquel entonces, cuando brillamos y ascendimos, porque las huellas están impresas en la línea del tiempo y en el círculo del tiempo.
Mencionaron a los Harapan que vivieron en Pakistán, India; los Olmecas en México; los habitantes de Petra, Jordán; los pobladores de Micenas, Grecia; la cultura Clovis de América del Norte (entre 11.000 y 8.000 AC); la civilización Minoica de Creta; los Mayas de la península del Yucatán; los antiguos pobladores de la Isla de Pascua (hubo otros antes que ellos en la isla); los Anasazi de Estados Unidos (Steve recordó haber sido allí un niño que jugaba y cazaba). Y luego el grupo habló de los lemurianos (entre 3.2 y 2.3 millones de años atrás). Nos dijeron que se los considera míticos, porque no hay prueba de su existencia, aunque quedan algunas tierras como las siete islas de Hawái (una octava isla está aflorando), Japón, el Monte Shasta en California, etc.
Nos pide que recordemos Telos, porque aquella fue una época maravillosa. Allí no tenían cabida los cambios, la pestilencia, la enfermedad, la sequía o la hambruna. Se hundió, pero nosotros no. Ascendimos, excepto los que fueron a Atlántida llevando el relato del inminente cambio, algunos continentes que serían cubiertos por el océano, y el desplazamiento de las placas tectónicas. La gran masa de tierra de Lemuria estaba ubicada en el Anillo de Fuego del Pacífico, donde está el 90% de los volcanes. Cuando la Tierra estaba en sus primeros estadios, la colisión de un planeta del tamaño aproximado de Marte formó el anillo y los deshechos que se generaron formaron la luna.
Muchos de nosotros estamos en un plan alternativo, porque era imperativo que estuviésemos en el planeta en este momento. Debemos tener presente que como creadores conscientes podemos crear amor, pero también podemos crear miedo con la misma facilidad. La Tierra es un ser sensible que también tenía contratos, vino con la intención específica de crear un espacio donde pudiésemos participar en el juego y vernos de otra manera. En cuanto a la Familia del E, se reúne en momentos críticos donde la evolución se puede bloquear por algún motivo. Llega trayendo sus recuerdos del corazón para ayudar a que los demás tengan confianza en sus propios poderes de creación, necesarios para dar los próximos pasos. En este momento hay adultos de la Familia del E en el planeta, pero la mayoría está encarnando en gran número y son niños pequeños o bebés en este momento. Conforman ya un 1% de la población mundial y han estado trabajando en todo el Universo. Cuando a veces sufrimos retrocesos y nos quedamos sin energía, se debe a que no tuvimos tiempo de reiniciar nuestra energía del otro lado del Velo porque volvimos a encarnar muy rápido, lo que resulta curioso si pensamos que del otro lado del Velo no existe el tiempo. Incluso muchos hemos retrocedido en la línea del tiempo para estar aquí ahora y elevar la vibración de la Tierra y del colectivo de la humanidad...
En cuanto a la ascensión consciente, dan como ejemplo a Paramahansa Yogananda, quien ascendió en 1953 luego de una cena a la que incluso asistieron jefes de Estado. Había anunciado que lo haría desde varios meses atrás. Los médicos no encontraron causa física de su deceso. Salió de su cuerpo, pero no se fue al Hogar. Y creó una enseñanza para ascender que el grupo nos transmitirá mejorada, ya que se la dio a Yogananda en primer lugar.
Jesús fue otro ejemplo de lo mismo. En realidad, el grupo asevera que hay muchos más de lo que podamos imaginar. Incluso uno de los principales maestros de la humanidad pasó sus últimos días como un vagabundo. Su importancia se mide por la cantidad de corazones que tocó.
Se nos pide que nos aferremos a la luz que reside en lo más íntimo y dejemos ir todo lo demás. Estamos ascendiendo un poco cada día. Nuestra propia energía está comenzando a desplazarse de una manera nueva y ahora podemos ver lo que nos espera. Tenemos la oportunidad de derribar las barreras y liberar el odio, encontrar el amor y traer un nuevo equilibrio al planeta y a nuestro juego. Para eso vinimos, porque aquí no hay nadie que solo esté ocupando espacio. No es tiempo de tristeza sino de gran esperanza. Todos los ojos del Universo están puestos en nosotros, ya que ellos mismos ascenderán en todas las dimensiones de tiempo y espacio cuando nosotros lo hagamos. ¿Se puede cambiar la línea del tiempo? ¿Podemos elegir una nueva ruta? Sí. Cada persona puede hacerlo, pero colectivamente ya pasamos el marcador. Se suponía que sería dentro de mil años, pero lo aceleramos. En este momento, más del 15% de la población está en condiciones de ascender. Si el colectivo de la humanidad comienza a trabajar unido, no solo en armonía con la Tierra sino entre sí, se puede extender la permanencia en la Tierra en otros 30 años siempre que despierten suficientes personas. También tendremos tecnología que nos ayudará. Son regalos que trajimos de la Atlántida y no son ni buenos ni malos. Son un reflejo nuestro.

Steve anuncia que se va a trabajar con la ascensión consciente (un seminario de 6 meses se inicia a fin de junio) y las técnicas de formación del cuerpo de luz.



No hay comentarios.: